El derecho penal es una especialidad dentro de la abogacía que se focaliza en la defensa de individuos u organizaciones que están acusados de haber infringido la ley con actos comprendidos en el Código Penal Argentino. En el caso de un abogado penalista de empresas, el rol está abocado precisamente a llevar adelante los procesos de defensa penal ante los tribunales que correspondan según la jurisdicción en donde esté radicado el juicio. En tales circunstancias, un abogado penalista para empresas puede tener a su cargo la defensa de instituciones o compañías en el marco de procesos judiciales en los que se acusa a estas últimas de haber cometido infracciones a la ley penal.

En los casos en que el abogado penalista empresarial actúa como defensor de organismos o empresas, los delitos con los que habitualmente trabaja pueden ser por ejemplo infracciones que tienen un impacto patrimonial (apropiaciones indebidas, hurtos, robos, etc.) o de tipo económico (fiscales, societarios, eventuales estafas, etc.); también puede trabajar con casos de delitos laborales, delitos informáticos o infracciones a la ley que tengan que ver con la seguridad, la administración, o la salud pública, entre otros.

Las sanciones o penas posibles que les caben a las empresas ante tales delitos están definidas claramente en el Código Penal. Y una de las tareas del abogado penalista empresarial será revisar hasta qué punto existe coincidencia entre la acusación presentada en tribunales (o los acontecimientos que motivaron la acción legal), y el delito tal como se describe en el mencionado Código.

Cabe indicar además, que el Código Penal también regula los procedimientos que plantea la ley para que se reparen los daños causados, si es que a la empresa finalmente se la encuentra culpable del delito en cuestión.

Abogado Penalista para Empresas

Un abogado penalista de empresas entonces toma a su cargo la representación ante la ley por casos que constituyen eventuales delitos. Se define como delito, al hecho que según lo establecido en el Código Penal constituye una transgresión que debe recibir una sanción penal. En tales circunstancias, como es de esperar la organización o empresa que esté acusada de haber violado la ley y haber cometido un delito querrá contratar los servicios de un abogado penal empresarial realmente capacitado y con trayectoria, que pueda evidenciar experiencia, lealtad y voluntad de hacer el mejor trabajo de defensa penal posible. Desde Spoltore Maurin nos proponemos para esta tarea como estudio con trayectoria probada en la representación de personas y organizaciones en casos que involucran el derecho penal.

Toda compañía, organización o institución posee pleno derecho a recibir esta representación legal de un abogado penalista para empresas a fin de tener las garantías de que podrá recibir un juicio justo, de acuerdo a lo estipulado por la ley. Esto cobra especial importancia cuando se considera que algunos de los delitos detallados en el Código Penal argentino constituyen infracciones graves, y por lo tanto las sanciones que les corresponden también pueden tener una monta importante.

Naturalmente, ninguna empresa u organización podrá recibir condena hasta que no se pruebe cabalmente que tiene responsabilidad en los hechos de los que se la acusa. Y en tal sentido, le asiste total derecho a recibir los servicios de un abogado penalista de empresas que trabaje en la jurisdicción en la que se haya radicado el correspondiente procedimiento judicial. En tal circunstancia, una de las opciones que tendrá será contratar por su cuenta un abogado penalista empresarial del ámbito privado, como es el caso del estudio Spoltore Maurin.

Abogado Penalista Empresarial

El abogado penalista para empresas asiste a las organizaciones en todo lo que concierne a la toma de declaraciones, por ejemplo. Más adelante, si el proceso judicial finalmente avanza, las asesora cuando se inicia el juicio y sobre todo se encarga de establecer un enfoque estratégico para la defensa de la organización, compañía o inversor en cuestión.

Al contactarse con los representantes de nuestro estudio, su compañía o institución podrá recibir más datos sobre el procedimiento y las implicancias de un juicio y una defensa penal. Entre otras cosas, podrá conocer con total transparencia los montos de los honorarios que cobra un abogado penalista de empresas de nuestro estudio, de modo que pueda tomarlo en consideración de antemano.

En definitiva, el abogado penalista empresarial debe accionar para defender los intereses de la organización acusada por algún delito ante la ley. Y a tal fin, debe preparar los necesarios argumentos y llevar adelante los procedimientos que corresponde para respaldar el caso de la compañía.

A efectos de lograr una correcta defensa, es importante que el abogado penalista para empresas esté especializado en el tema específico, ya que como hemos señalado anteriormente, el derecho penal contempla diferentes ramas legales. Además, será importante que el letrado esté actualizado en el área puntual que afecta al caso.

Si su organización necesita el respaldo de un abogado penalista empresarial, puede contactarnos. Somos un estudio que ofrece una atención personalizada y aborda los casos con el máximo profesionalismo.